17 AÑOS DE EL SUBURBANO: 844 ediciones atrás…

No es un número más.Nunca es un número más. Atrás ya quedaron 844 ediciones de El Suburbano tan intensas, de tanto trabajo e información como este que usted tiene entre sus manos, o que tal vez esté leyendo en nuestro sitio web (www.elsuburbano digital.com.ar).
Con diferentes sensaciones, estamos seguros que lo ‘disfrutará’ tanto como lo hacemos nosotros al elaborar y editar cada una de las páginas de esta edición, al elegir el título para cada nota, al buscar cada dato minuciosamente, o al hacer la portada, por citar algunos momentos previos a este cierre tan particular.
Decir que Usted ya nos conoce es tal vez entrar en un “lugar común”. Algo tan habitual ‘al escribir para’ este tipo de celebraciones, que si uno se enfriara un poco y lo mirara a la distancia “sólo nos importaría nosotros”.
EL SUBURBANO ha crecido. Dio ya sus primeros pasos y supo lograr su lugar a fuerza de codazos y -por qué no- gritos. Un espacio pequeño pero para nosotros muy importante en los medios de comunicación de la región.
Buscamos ser coherentes en nuestra forma de informar, sin doble discurso ni hipocresías.
Sin otros intereses que los que Usted ve.
Somos eso. Esto que usted siente….
Sabemos que el camino emprendido es difìcil.
Conocemos de las críticas de buena leche. Y también de las otras. Todas ellas nos animan a seguir haciendo Periodismo de la mejor manera, de la que sentimos.
Valoramos y agradecemos profundamente el acompaña-miento de cada uno de nuestros avisadores habituales o circunstanciales. Su apuesta es la nuestra: Vivir cada día en una mejor región.
Un superagradecimiento a todos aquellos que han levantado el teléfono para decir simplemente “Felicidades”. Que sin duda quiere decir “Estamos con ustedes”, con todo lo que esto significa.
También devolver las gentilezas a los vecinos, instituciones, dirigentes y lectores habituales que han mandado mails, mensajes de texto, y saludos de distintas mane-ras.
Pero por sobre todo, agradecer a la perseverancia y al destino que quiso que nos juntemos para hacer lo que realmente sentimos y amamos: Periodismo. Y por sobre todas las cosas hacerlo de la manera que lo sabemos hacer, con la más amplia libertad posible y sin condicionamientos de ningún tipo.