Adelanto de El Suburbano // Grasso en la cuerda floja: Vidal pidió su cabeza junto a otros funcionarios policiales

A días que se complicara judicialmente su situación en la causa de los sobres de la Departamental La Plata, el superintendente de la Región Capital, el comisario General Fernando Grasso, parece ser que no para de recibir malas noticias. Ahora, la propia gobernadora María Eugenia Vidal fue quien le solicitó a su ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, un nuevo recambio en la Policía, donde serán desplazados unos diez comisarios de los 24 que integran la más alta jerarquía de la fuerza.
Según trascendió, la decisión que se tomó señala que aquellos que sean reemplazados pasen automáticamente e inmediatamente a retiro. Por lo que el área de Asuntos Internos está analizando en estas horas varios expedientes de manera sumamente puntillosa.
Uno de los que está con un pie afuera es el controvertido Fernando Grasso, quien quedó bajo la lupa luego del escándalo en el que se investiga el hallazgo de 36 sobres con dinero de procedencia ilegal en la Jefatura Departamental La Plata a comienzos del año pasado.
Por aquel entonces, un anónimo denunció que el entonces jefe de la Departamental La Plata, Darío Camerini, y al menos tres de sus principales colaboradores, recibían unos 200 mil pesos, en distintos sobres que les enviaban los titulares de las comisarías de la capital provincial.
La causa, que tuvo a ocho comisarios presos y uno fallecido de manera dudosa mientras es-taba detenido en una comisaría de El Pato, en Berazategui,, estuvo a cargo del fiscal Marcelo Martini, quien no avanzó, de manera extraña, sobre Grasso.
Veremos qué sucede, y si finalmente el quil-meño Grasso es removido de la cúpula policial.
…………………………………………………………………….
…………………………………………………………………….
Cabe recordar que Grasso ocupó lugares claves en la policía de Quilmes y la región, en la época donde justamente el delito crecía de manera acelerada, a pesar del aumento de inversión para el área de seguridad.