Advierten con multas de hasta 13 mil pesos por dañar el arbolado público

Con el objetivo de proteger el patrimonio natural del distrito, y amparado por la ordenanza municipal 10248/08 y la ley provincial 12.276 que prohíbe la poda y extracción del arbolado público, el Municipio de Quilmes ha comenzado a notificar a los vecinos que infrinjan la legislación.
Vale destacar que las notificaciones son el paso previo para el acta y multa que, según informaron desde el área municipal competente, puede oscilar entre 1.900 y 13 mil pesos.
Frente a la decrepitud o estado deficiente del árbol, con peligro de caída o que obstaculice los servicios públicos, como luminarias y cableado, los vecinos deberá llamar y coordinar los trabajos de adecuación con el área de Medio Ambiente del Municipio de Quilmes, al 4350-3000 interno 3047. Los trabajos de adecuación se realizarán en el periodo del 1 de mayo y el 31 de agosto. Además de acudir a la demanda y denuncias vecinales, las cuadrillas municipales recorrerán de manera permanente todas las zonas.
Una vez hecha la adecuación, el camión recolector pasará a retirar las ramas que luego serán derivadas, para su reducción, a la máquina chipeadora municipal. El sobrante o chip será entregado para uso domiciliario o abono para la tierra en tres jornadas de distribución a realizarse en tres plazas del centro de Quilmes a confirmarse, los días 5, 6 y 7 de mayo.