Una mancha más al “Nuevo Quilmes”

El siempre riguroso Tribunal de Cuentas de la Provincia de Buenos Aires detectó que este “countrie” le falta ceder el espacio libre y obligatorio, subdividir los terrenos, y entregar el espacio destinado a la comunidad. Nada de esto tampoco hizo. En medio de todo esto, numerosos propietarios reclaman -sin suerte- sus papeles en orden

El denunciado barrio cerrado “Nuevo Quilmes” no para de generar escándalo de papeles y desorden administrativo, por llamarlo de alguna manera más o menos light. hecho que se suma al pedido, ya en voz alta, de numerosos compradores de parcelas, propiedades y departamentos, por la gran demora que tienen para hacerse de los papeles. Situación que seguirá, ya que los empresarios y directores dellugar, Claudio y Gustavo Grasso, no han hecho formalmente ninguna presentación para, por ejemplo, tener en mínima regla la más de media docena de edificaciones multifamiliares publicitadas como “Qualia” que se pueden observar desde la Autopista Buenos Aires-La Plata.
Sin embargo, como si esto pareciera poco para los hermanos Grasso, en las últimas horas se comprobó un hecho que El Suburbano viene insistiendo desde hace varios días: La empresa no posee permisos de obra ni planos aprobados en la Municipalidad de esas edificaciones.Una situación que no es nueva, sino que se viene dando desde hace varios años, con socios y cómplices, que deberán conocerse, ya que en el barrio viven varios de quienes han tenido poder de decisión en la zona sur, en los últimos años.

También en la mira del T. de Cuentas
La semana pasada este medio dio a conocer un dato nuevo que hasta ahora no trascendió acerca de numerosas irregularidades en las maniobras administrativas que lleva adelante “Nuevo Quilmes”. Se trata de un reclamo formal y escrito del Tribunal de Cuentas de la Provincia de Buenos Aires en referencia a la cesión del espacio comunitario, el espacio libre y la subdivisión de los terrenos del barrio cerrado. Ninguno de los tres temas están en regla.

El prontuario del “barrio”
No es la primera vez que el controvertido barrio privado “Nuevo Quilmes” está en la ilegalidad. Algunas violaciones a las normas y legislaciones vigentes:
• Inspectores de Arba detectaron que el 87% de las costosas construcciones del countrie “Nuevo Quilmes” de Don Bosco no están declaradas ante el fisco provincial. Esas viviendas tributaban como baldío y la deuda conjunta en el Impuesto Inmobiliario supera los dos millones de pesos. Varios evasores utilizan este artilugio para no aparecer ante el fisco.
• 52 mil son los metros no declarados por sus propietarios
• Hace unos meses había más de 100 piletas de natación que no figuran en los registros catastrales de la Provincia.
• “Nuevo Quilmes” le debe al fisco municipal más de 8 millones de pesos en concepto de tasas.
• “Nuevo Quilmes” sigue sin tener la aprobación de la Provincia para poder desarrollar este megaemprendimiento inmobiliario.
• Aún no cuenta con el okey de la Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable (OPDS).

La historia del predio
Como si todo lo anterior fuera poco, la Justicia Federal investiga la dudosa compra del predio en el que -sin permiso- se erigió “Nuevo Quilmes”, y si bien muchos no le dan demasiado interés a esto, es una causa que podría ser clave para conocer el origen del megaescándalo que pergeñaron los ideólogos del negocio: Los hermanos Graso y Niki Caputo; éste último denunciado por legisladores nacionales en la Justicia en varias oportunidades.