BOMBAS Q

La revolución Celeste
Poco a poco comienzan a verse movimientos internos políticos producto de los malos resulta-dos deportivos. Reuniones de bloques, formales e informales, van removiendo el avispero y todo se va alineando hacia un cambio de postura por parte de la agrupación Celeste. Una reunión en la sede entre popes de los distintos colores en la que participó Guillermo Galetto (sin cargo en el Club pero con la injerencia de siempre) comenzó a plantear puntos de cara al futuro: se pretende la cabeza de Zucarelli, Díaz y el recorte de presupuesto de varios empleados, además de las decisiones del fútbol para lo que viene ¿será así?
¿Una puerta menos que golpear?
La idea de una especie de gerenciamiento encubierto del fútbol sigue rondando. Hoy por hoy ante la crisis y el escenario de un potencial Nacional B nada se descarta. Sin embargo una opción parece no estar tan válida hoy por hoy y tiene que ver con Bragarnik. Es que un alto dirigente habría intercambiado insultos en Florencio Varela en ocasión del partido contra Defensa (club con el cual trabajan) con la mano derecha del empresario, Fabio Casco, lo que haría suponer que las relaciones serían difíciles de tomar. Lo cierto y concreto es que no se descarta ninguna opción más allá de lo difícil que parece esta.