BOMBAS Q

Cuentas separadas

 

Últimamente está llamando la atención que cuando se ingresa al bar del club en la sede social, lo que antes era una mesa larga y muy poblada hoy se transformó en varias mesas chicas y separadas, en la mayoría de los casos por color de agrupación política. Es más, algunos sentados directamente afuera ¿anda pasando algo entre las distintas facciones que gobiernan? Ojalá que no.
¿Gimnasio privatizado?
Comenzó a sonar fuerte en la sede social la posibilidad de que se privatice el gimnasio. De esta forma, tras la gran reforma realizada, se afrontarían gastos pero a la vez se trasladaría un costo mucho más grande al socio que abona. Esto no cayó nada bien entre los habitués y sería parte del enojo del renunciante secretario de deportes amateur Andrés Deyá, sumado a otras cuestiones en relación con el controvertido gerente Alberto Burri.