BOMBAS Q

“No me vas a mandar a la B”
La previa del partido frente a Talleres tuvo mucha acción y esto no tuvo que ver con lo futbolístico. Se estaba jugando otro partido en AFA, donde desde muy temprano estaba el tesorero Christian Sterli pero además en la semana también se había empezado a cocinar la habilitación de Bailone. Faltando un rato para el partido un alto dirigente confirmaba que no estaba habilitado al grito de “lo bajó Tapia”. Minutos después el mismo confirmó la habilitación del jugador ¿Qué pasó en el medio? Un llamado telefónico muy poco diplomático donde otro alto dirigente la habría dicho al mismísimo Tapia: “Si lo que querés es mandarme a la B salgo en todos los medios y cuento los chanchullos que están haciendo ahí”. La resultante fue la habilitación…
A libro cerrado
La agrupación Blanca, hoy por hoy en el bloque opositor minoritario de la comisión directiva, tradicionalmente acérrimos opositores de la “Azul y Blanca” y aliados con ellos en las últimas elecciones, decidió no revalidarse como agrupación política re-conocida por el club mediante la apertura del libro de firmas, lo que despertó chicanas de todo tipo en las redes sociales. Hoy por hoy las agrupaciones que quedan validadas son las que forman parte del actual oficialismo, desde donde surgieron tweets como “los blancos ahora son sólo una pizzería”, y otras cosas similares. Todo parece en-caminarse a la validación en 2018 de una una nueva agrupación (Azul) con piezas del sindicato de empleados de comercio, algunas reminiscencias de la Azul y Blanca y otras especias.