Numerosas denuncias recaen en los últimos meses sobre los establecimientos de salud provincial que se encuentran en la ciudad. Ahora, desde la regional Avellaneda de CICOP le apuntan al desmantelamiento del Servicio de Pediatría en el Hospital Fiorito.

“Los trabajadores y las trabajadoras de la salud pública venimos sosteniendo en forma reiterada que con salarios de miseria y condiciones laborales insalubres es imposible brindar un servicio de calidad a la comunidad”, señalaron en un comunicado.

Sobre la situación que atraviesa, señalaron que “hoy el servicio de pediatría del Hospital Fiorito de Avellaneda transita la triste situación de cerrar áreas de atención por falta de personal. Este camino le tocó a NEO a fines del 2015”.

“En las últimas 2 semanas, se sucedieron 4 renuncias de pediatras las que precipitaron la crisis actual: un servicio compuesto por 12 profesionales pasó a ser integrado por sólo 8”, agregó.

Ante esta descripción tan angustiante para los pacientes que buscan ser bien atendidos ante sus problemáticas desde CICOP aseguraron que “la falta de profesionales se hizo sentir fuerte con el cierre de la guardia el día domingo primero de abril, la que continuó con la suspensión de la atención de los consultorios externos y de la guardia en el día de la fecha”.

Asimismo, “en este contexto, la dirección del hospital -en un intento de minimizar lo sucedido- planteó a los pediatras que debían comenzar a realizar la guardia, manteniendo la atención como antes y cerrando los consultorios externos (aquí no ha pasado nada)”.

Sobre la función del área, explicaron que “el pediatra de guardia en el Hospital Fiorito tiene a su cargo la a-tención de demanda espontánea (alrededor de 120 pacientes por día), la sala de internación, el tratamiento de pacientes críticos y la derivación de los mismos”.

Antes de rechazar el cierre de los consultorios externos de pediatría y de otras áreas del hospital, la Comisión Directiva CICOP Seccional Hospital Fiorito finalizó: “Frente a este crítico escenario, desde la Comisión Directiva de CICOP Seccional Fiorito denunciamos: – Que este hecho representa una muestra más del vaciamiento del sistema público de salud y la privatización encubierta que esto acarrea. -Que la dirección del hospital Fiorito tiene la obligación de garantizar la atención integral de salud de la población usuaria del mismo. -Que el mantenimiento de la atención en salud debe lograrse sin vulnerar los derechos laborales de los integrantes del equi-po de salud. Que el cierre de las guardias no es responsabilidad de los trabajadores, sino la consecuencia de años de ausencia de políticas públicas y malas gestiones de las direcciones hospitalarias”.