Con un emotivo acto, comienza a abrirse el ex Pozo de Quilmes para transformarse en Sitio de Memoria

Este año no es uno más. Es el comienzo de una etapa que concluirá cuando finalmente se cumpla la Ley que establece la desafectación del edificio policial en el que supo funcionar el temible Pozo de Quilmes. Lugar donde desarrollaba funciones la Brigada de Investigación de Quilmes, y por el cual pasaron decenas de detenidos desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar
Al compás de los acordes del emblemático tema musical de Charly García, Dinosaurios, la orquesta juvenil dio comienzo a la vigilia tras cumplirse 41 años del golpe cívico-militar. Pero a diferencia de años anteriores se comenzó con la desafectación del edificio policial, al habilitarse el garage y el sector de calabozos en el que funcionará el “Sitio para la Memoria, Defensa y Promoción de los Derechos Humanos – ex Centro Clandestino de Detención Pozo de Quilmes”.
Tras aprobarse la Ley provincial se conformó el Consejo para su gestión, que está compuesto por: el Colectivo Quilmes Memoria, Verdad y Justicia, tres integrantes de la Comisión Provincial por la Memoria, un integrante de la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia, y un integrante del Ejecutivo Municipal.
Al abrirse las puertas, el Sitio para la Memoria promoverá un enfoque de género y diversidad. Desarrollará actividades de promoción y protección de los Derechos Humanos y de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes. Fomentará la participación de las jóvenes y los jóvenes; y propiciará la conformación y fortalecimiento de redes de Sitios de la Memoria a nivel provincial, nacional y latinoamericano.
Durante el acto, y tras largas décadas de lucha se reafirma el trabajo de las organizaciones sociales, consolidándose el lugar como un sitio de la Memoria. “Después de mucho tiempo la decisión política hace que se concrete una lucha de tantos años. Que sea un lugar para la memoria y la lucha de los Derechos Humanos”, explicó José Estevao, titular de DDHH de la Municipalidad de Quilmes.
Al tomar la palabra Julia Merediz, hija de desaparecidos e integrante del Colectivo Quilmes, Memoria, Verdad y Justicia, aseguró sobre la desafectación que la “desafectación por ahora es parcial y esperemos que prontamente la Ley se cumpla. Una Ley que es el producto de muchos años de lucha para que la memoria, la verdad y la justicia, sea visible, por lo que esperamos que esté desafectado todo el edificio prontamente. Tenemos la esperanza y trabajamos para ello”.
Finalizado el acto, los presentes encendieron velas en recuerdo de las víctimas que pasaron por el temible Pozo de Quilmes. Velas que estarán encendidas para recibir en silencio el 24 de Marzo. Fecha en la que en 1976 comenzaba el horror que dejó 30 mil desaparecidos que aún buscan ser encontrados.