Con un encendido discurso político, el intendente Molina abrió el primer tramo de Mitre en Ezpeleta

Al grito de “Sí se puede”, el intendente de Quilmes, Martiniano Molina, inauguró el primer tramo de la avenida Mitre en Ezpeleta. Acto del que estuvo acompañado por funcionarios y vecinos con quienes dialogó antes de iniciarse el acto.
“Las obras son las que le cambian la vida a la gente”, aseguró ex jefe comunal ante la comunidad que lo acompañaba. Asimismo, destacó que unos cinco meses tardará el último tramo de la ambiciosa obra que se construye.
“Estamos por el camino correcto”, detalló. Posteriormente enumeró las obras que se realizan en las 31 cuadras de la renovada Mitre: Iluminación, veredas, bulevar, y hasta un destacamento policial.
“La Argentina decidió y eligió el cambio. Estamos dando una gran batalla contra las mafias y los narcos. En las zonas más marginales también llegamos con obras”, afirmó.
En claro mensaje a varios de la política, Molina dijo que le da vergüenza que algunos digan que son quilmeños. “Que caminen la calle a ver si pueden”, remató. Asimismo, realzó la figura de la gobernadora María Eugenia Vidal y del presidente Mauricio Macri.
Al hablar de las elecciones PASO, Molina destacó la gran elección de Guillermo Galetto en el distrito, y señaló que “hay muchísimo por mejorar. Aún le falta muchísimo a Quilmes”.
“Lo importante es lo que dice el vecino. Nosotros podemos mirar a los vecinos de frente y a los ojos”, remató en alusión a otros dirigentes políticos.
Por su parte, el Intendente destacó la figura del secretario Agencia de Fiscalización y Control Comunal, Gonzalo Ponce, a quien ratificó en su cargo y en la jefatura de campaña. “Es una gran persona. Un gran hombre”, finalizó.