Consejos para enfrentar al molesto mosquito

Como consecuencia de las constantes lluvias y días de humedad, una invasión de mosquitos azota el Conurbano. Situación por la cual desde la Dirección de Medicina Preventiva de la Municipalidad se informó que “se están fumigando continuamente todos los barrios del partido”. Este tipo de especie de mosquito, llamado Aedes albifasciatus y también conocido como charquero, “no es peligroso ya que no transmite vírus como dengue, zika o fiebre chikungunya”, remarcó el doctor Gabriel Argentino.
“El Aedes albifasciatus es un mosquito más grande, en cuanto a tamaño, con respecto al Aedes aegypti. Es de color amarronado y más agresivo”, explicó el médico municipal, quien agregó que “vive entre 15 y 20 días, pero mientras se mantenga la humedad y la lluvia puede seguir habiendo invasión”.
“Las recomendaciones y medidas preventivas para la población son las habituales para cualquier tipo de mosquitos: la utilización de repelentes -se debe renovar la aplicación cada tres o cuatro horas-, mosquiteros y tules en el caso de los chiquitos. Y en los hogares encender espirales y tabletas repelentes”, manifestó Argentino.
Aunque parte del nombre se asocie con un mosquito más riesgoso como el Aedes Aegypti, se diferencian, ya que este último sólo se reproduce en recipientes o algún otro lugar donde se acumulen pequeñas cantidades de agua, mientras que el Albifasciatus únicamente lo hace en charcos o zanjas. Sin embargo, se recomienda “eliminar de las viviendas los potes que acumulen agua, tanto en el interior como en el exterior, mantener desmalezados los terrenos y con el pasto corto”.
Recomendaciones para evitar picaduras
Esta inesperada proliferación de mosquitos en otoño se prevé que continuará hasta fines de mayo. Son autóctonos y se caracterizan por ser resistentes al frío, por lo que se expanden desde Buenos Aires hasta Tierra del Fuego. No distinguen lugares ni ambientes, ni tampoco estaciones del año.
En este contexto, desde el Municipio se recomienda: Al estar al aire libre, usar prendas con mangas largas y con las piernas cubiertas; Utilizar repelente tanto en la piel expuesta como en la ropa; Colocar telas mos-quiteras en aberturas y ventanas.
Para mayor información, comunicarse con el Área de Medicina Preventiva de la Secretaría de Salud Pública e Higiene al 4261-4673.