Controles del estado de los natatorios de Avellaneda

A través de la Secretaría de Producción, Política Ambiental y Empleo, la Municipalidad efectúa controles en las piletas y natatorios del Distrito, a fin de verificar el cumplimiento de la normativa vigente sobre higiene, servicio médico, servicio de emergencias, guardavidas y calidad de agua.
Antes del inicio de la temporada y de rubricar el libro de funcionamiento diario, cada entidad debe presentar una nota con esta información, y también los días y horarios de funcionamiento. Respecto a la calidad de agua, y con el objeto de asegurar la inocuidad de la misma, el responsable debe determinar el cloro libre residual y el pH (tres veces y dos veces al día respectivamente) y asentar los resultados en el libro. De esta manera, en el momento de la inspección se controla la documentación, el libro de funcionamiento y se determinan estos parámetros.
La correcta cloración del agua es una medida eficaz para prevenir la transmisión de diversas enfermedades, como diarreas, infecciones respiratorias, afecciones de piel, ojos y oídos y síndrome urémico hemolítico,otras.