Desafectan a 70 policías por “ocupas” en Ezpeleta

La Resolución de la Auditoría General de Asuntos Internos, los acusados “ocuparon o hicieron uso irregular de las viviendas” ubicadas en la calle Esquel Nº 1399 de Ezpeleta -Barrio Lomas de Quilmes- construidas con fines sociales.

Ante esta medida, un centenar de policías bonaerenses (aseguran que se trata, para ser exactos, de 70 en acividad) fueron desafectados de la fuerza, tras descubrirse que ocupaban o hicieron “uso irregular” de viviendas construidas con fines sociales, en el barrio Lomas de Quilmes.
De acuerdo a la resolución de la Auditoría General de Asuntos Internos, los acusados “ocuparon o hicieron uso irregular de las viviendas ubicadas en la calle Esquel Nº 1399 de Ezpeleta- Barrio Lomas de Quilmes-construidas con fines sociales por el Instituto de la Vivienda de la Provincia de Buenos Aires, quien resulta ser titular dominial de los inmuebles usurpados y al momento de ocurrir las ocupaciones estarían bajo custodia de miembros de la institución policial”.

Los hechos paso a paso
Quienes se instalaron en el Barrio Lomas de Quilmes ilegalmente argumentaron en ese momento que eran “familias de fuerzas policiales que, a través de un convenio con Provincia, accedimos a un plan de finan-ciación de viviendas y se nos descontó parte del sueldo para pagar la construcción, pero la obra se paralizó y varias veces entraron a robar materiales”, como griferías, ventanas, puertas e inodoros. Sin embargo, desde el Instituto de la Vivienda desmentían ese argumento, ya que el organismo no había “cobrado ni cobra cuota alguna por las unidades funcionales no escrituradas y sin terminar”.
Lo concreto es que el fiscal Leonardo Sarra identificó a todos los que estaban en los departamentos y detectó que la mayoría eran policías, “70 en actividad y los otros con retiro”, detallaron desde Asuntos Internos, agregando que a los primeros ya se los desafectó.
Lo más grave, señalaron en Asuntos Internos, es que “algunos de los usurpadores estaban haciendo Polad para custodiar el predio y evitar que fuera ocupado”, por lo que intentan determinar si “los que debían cuidar habilitaron la instalación de otros, por amiguismo o dinero”.
Los ocupantes nucleados en la Cooperativa Barrio de Vivienda y Consumo Lomas de Quilmes aseguraban, ya en 2014, que los departamentos estaban parcialmente pagos desde 2000, aunque “no fueron terminados ni entregados a los adjudicatarios”, mientras que el Instituto Provincial de la Vivienda (cuando se abrió la causa era gobernador Daniel Scioli) es el titular dominial del predio, denunció la usurpación y pidió el desalojo. La explicación oficial es que el conjunto habitacional “consta de 444 departamentos, distribuidos en 13 edificios de los cuales las torres 1 a 5 se encuentran terminadas y habitadas, las torres 6 y 7 se encuentran licitadas para su terminación y las torres 10 a 13 constan de 120 unidades funcionales cuya construcción fue paralizada en la década pasada”.