Despidos y sospechas de vaciamiento en Acumar

Tras la total parálisis de actividades durante el 2016, la Autoridad de Cuenca Matanza-Riachuelo (ACUMAR) despidió a 56 trabajadores -entre ellos médicos, enfermeros, psicólogos y trabajadores sociales-, y existe la incertidumbre hacia la gestión del organismo tras la asunción de Gladys González. Y la preocupación de vaciamiento del ente.
ACUMAR, creada en 2007, tiene como función la realización de un conjunto de acciones destinadas a preservar y recomponer la Cuenca Hídrica Matanza-Riachuelo, que abarca un territorio aproximado de 2.200 kilómetros cuadrados por donde corren los 64 kilómetros de extensión del sistema integrado por los ríos Matanza y Riachuelo, entre el partido bonaerense de Cañuelas y el barrio porteño de La Boca.
Hay que recordar que días atrás, el intendente Jorge Ferraresi le envió por carta su preocupación a González por la falta de tareas de saneamiento en el Riachuelo.
En tanto, la diputada nacional, la avellanedense Mónica Litza, presentó un pedido de informe para conocer qué sucede en el Organismo.