Después de quejas vecinales, desmantelaron la antena clandestina de Quilmes Oeste

La Justicia Municipal de Faltas de Quilmes supervisó este lunes el desmantelamiento y desinstalación de una antena de telefonía celular clandestina instalada a pesar de la negativa que había obtenido de vecinos y de la propia Secretaría de Medio Ambiente.
La medida la dictó el magistrado Adrián Rodriguez, quien tras recibir la documentación correspondiente ordenó la medida, ya que no contaba con la habilitación municipal ni con la factibilidad ambiental correspondiente. Otro dato para destacar es que la antena clandestina estaba colocada a 30 metros del colegio San Mauro y a 200 metros del sanatorio Urquiza, violando ampliamente la ordenanza vigente.
Si bien los vecinos iniciaron una campaña para recolectar firmas y manifestar así su descontento, desde la Comuna ya habían tomado conocimiento y hasta notificado al dueño del lugar. Pero hicieron caso omiso, y se avanzó con la colocación, dejando al propietario de la vivienda “atrapado” con un contrato que le hicieron firmar.