El Caso Movistar

Desde hace al menos 40 días, que los clientes de Movistar están teniendo serios problemas de comunicación en el casco céntrico quilmeño, y también en otros puntos del distrito.
La incomunicación aparece sobre todo cuando los clientes están realizando llamadas de telefonía, que se cortan o no puede escucharse el audio; aunque también aparecen en el 4G que desaparece por tiempos prolongados. Y hasta el caso de un conocido locutorio que hace un mes no tiene línea.
Este medio supo que diariamente en la oficina de la calle Alem de Quilmes Centro, se acercan nume-rosos clientes en busca de respuestas que no apa-recen. Allí, los empleados piden realizar quejas formales para obtener el correspondiente crédito.
Fuentes confiables de la empresa aseguran que estàn trabajando junto al sector público para poder llevar adelante un programa de instalación de nuevas antenas en el distrito. Lo mismo señalaron hace tiempo voceros de Telecom. ¿Y mientras tanto?