El matrimonio político-sindical Roberti-López en la mira de la Justicia

El gremialista petrolero Roberti está complicado. La Justicia lo investiga a él y a su entorno por varios desmanejos en el sindicato petrolero. Hechos similares a los del caballo Suárez

El diputado justicialista que conduce la poderosa Federación Argentina de Petróleo, Gas y Biocombustibles, el avellanedense Alberto Roberti, está complicado. La Justicia investiga sus manejos como gremialista luego de que Marcelo Turchetti, secretario General de un Sindicato Petrolero Santa Cruz, lo denunciara por administración fraudulenta.
Entre las desprolijidades mencionadas figuran desvíos de fondos por millones de pesos, extraños cheques por cifras rimbombantes y “facturas truchas”. Denuncia que recayó en el Juzgado Correccional N° 29 de la Ciudad de Buenos Aires, a cargo de Macelo Conlazo Cavalía, quien días atrás ordenó allanar las oficinas del sindicato y la obra social. Tras el operativo, el magistrado se declaró incompetente y el caso podría recaer en el fuero federal.
Las malas noticias judiciales recibieron a Roberti a principios de mes, cuando regresó junto a su mujer, la di-putada bonaerense Mónica López, de unas vacaciones por el continente europeo. Y tienen previsto volver a pasar por el aeropuerto de Ezeiza en junio para acompañar a Sixties Song, el caballo de su stud que en marzo ganó el Gran Premio Latinoamericano en Chile y logró la clasificación para competir en Inglaterra, en Royal Ascot.
En oficinas judiciales señalan que el caso que complica a Roberti tiene implicancias similares al que terminó llevando a prisión a Omar “El Caballo” Suárez, el ex titular del SOMU.