Tras la reunión que mantuvieron en Quilmes, las referentes señalaron que discutir que el acuerdo con el organismo internacional “es un ejercicio pleno de soberanía” y, también, reclamaron una “suma fija” para los trabajadores, ante el aumento de la inflación.

La Rama Femenina del Partido Justicialista (PJ) Bonaerense se reunió el viernes en Quilmes, reclamó que el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) “se rediscuta” y exigió la implementación de “una suma fija” para que los trabajadores recuperen poder adquisitivo.

Del encuentro, que se realizó mientras el ministro de Economía estaba de gira en Washington tras la decisión del FMI de redefinir las metas por la sequía,  participaron la vicegobernadora de Buenos Aires, Verónica Magario; la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza; la intendenta de Carlos Tejedor, María Celia Gianini; la intendenta de Cañuelas, Marisa Fassi; las senadoras provinciales Ayelén Durán y María Teresa García; y la presidenta del Instituto Cultural de la provincia, Florencia Saintout; entre otras referentes.

“El acuerdo con el FMI debe ser rediscutido. No se trata de no pagar como acusan los responsables del brutal endeudamiento. Tampoco se trata de caer en el escepticismo o creer que nada puede hacerse. Se trata, como decía (el expresidente) Néstor (Kirchner) de poner en valor el esfuerzo del pueblo argentino”, indicó esta agrupación en un documento “de consenso” emitido durante un encuentro en Quilmes, según se informó en un comunicado.

Las mujeres del PJ Bonaerense coincidieron en que discutir que el acuerdo con el FMI “es un ejercicio pleno de soberanía” y exigieron que se implemente la suma fija al considerar que es una “herramienta crucial” para la recuperación del poder adquisitivo.

“Con un acuerdo con el FMI inflacionario como el vigente las trabajadoras y trabajadores necesitan sumar a las paritarias este tipo de propuestas”, señalaron.

Además, sostuvieron que “el debate es necesario” y consideraron que es “urgente” para transformar “la inadmisible foto que devuelve la realidad: en un gobierno peronista, con recuperación del empleo, a los trabajadores no les alcanza la plata”.

“Debemos ser claras: no alcanza con romper la proscripción impuesta a (la vicepresidenta) Cristina (Fernández de Kirchner). Hay que defender la democracia de las mafias para poder reconstruir un proyecto político, un modelo de país con soberanía, independencia y justicia social”, remarcaron.

Además, recordaron que “desde 2003 a 2015 quedó demostrado que un proyecto político que garantiza la soberanía y prioriza los intereses de su pueblo es posible, primero con Néstor y luego con Cristina”. “Necesitamos recuperar Argentina para los argentinos”, expresaron.

En ese marco, anunciaron que el próximo domingo 7 de mayo van a “continuar trabajando en la ampliación de la participación de las mujeres” con el objetivo de “protagonizar el proceso electoral que define el destino de los argentinos y argentinas”.

“No queremos el silencio cómplice de las corporaciones e incómodo respecto de nuestras convicciones”, subrayaron desde la Rama Femenina del PJ.