En territorio hostil, como La Cañada, Cambiemos tuvo su “acto militante”


Al hablar de la elección del domingo 22, Molina en La Cañada aseguró que “la gente se cansó de la mentira, de la intolerancia, de ver cómo se revoleaban bolsos mientras decían que teníamos menos pobres que Alemania. Se cansó y le puso un freno. Por eso esta elección marcará el fin de esos políticos que lo único que hicieron fue prometer y no cumplir”.
Sobre las figuras de los candidatos a concejales de Cambiemos Guillermo Galetto, María Angel Sotolano, Damián Castro, y Facundo Maisu, el jefe comunal agradeció el trabajo que llevan adelante y sostuvo que “son personas comprometidas, que denunciaron en el pasado el robo histórico en la educación de Quilmes. Hoy estamos haciendo la transformación más importante en ese y otros ámbitos. Hoy viajamos mejor, una ambulancia nos traslada mejor, las calles son mejores. Falta mucho, pero también hicimos y hacemos muchísimo todos los días, pensando solo en el vecino. Cada cosa que fue llegando fue gracias al trabajo de todos ustedes”.
“Costó levantar un distrito totalmente caído, donde la corrupción atravesó absolutamente todo, donde cada lugar donde hubo un funcionarios había una valija y se la llevaron. Todas esas obras que no llegaron están en una caja fuerte, hoy lo vemos en la televisión y vemos a la justicia actuar. Esas personas tienen que estar presas y de una vez por todas terminar con la corrupción”, disparó Molina.
A su turno, el presidente del Concejoy jefe de campaña distrital, Juan Bernasconi, llamó a “no aflojar ni un minuto”. Y sin titubear finalizó: “El 22 tenemos un desafío. Tenemos que estar cuidando los votos en las escuelas. Cambiemos es una nueva forma de gobernar a través del hacer, no permitamos que vuelvan los que nos robaron el sueño”.