Falleció Nilda Eloy, militante de DDHH que estuvo detenida en el tenebroso Infierno

A los 60 años, la dirigente de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos (AEED) Nilda Eloy murió a causa de una enfermedad terminal. Nilda fue testigo clave en juicios por crímenes de lesa humanidad, ya que durante la última dictadura militar estuvo detenida-desaparecida en El Infierno, centro clandestino de detención que funcionó en Avellaneda.
Nilda fue una testigo clave para lograr la condena del ex comisario de la Policía bonaerense Miguel Angel Etchecolatz en el juicio que se le siguió en 2006 por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar (1976-1983).
La fallecida dirigente había sido secuestrada en octubre de 1976 en la casa de sus padres y permaneció en cautiverio en varios centros clandestinos de detención bajo jurisdicción del por entonces jefe de la Po-licía bonaerense Ramón Camps hasta que fue liberada en 1979.
Entre otros sitios estuvo detenida-desaparecida en el denominado Infierno de Avellaneda. Lugar donde hasta su desafectación para la creación de un sitio de la memoria funcionaron dependencias de la DDI de Avellaneda – Lanús.
Eloy declaró contra Etchecolatz como lo hiciera en ese juicio Jorge Julio López. Ella fue una de las primeras personas en advertir y denunciar la desaparición de López y nunca dejó de reclamar para que el Estado dé una explicación sobre la suerte corrida por el albañil y militante peronista, otro testigo clave en el juicio a Etchecolatz.
“Nilda tus banderas por justicia y castigo a los genocidas, por la lu-cha de los DDHH de ayer y de hoy, nos acompañan y nos guían junto a López, Santiago Maldonado, Adriana (Calvo), Cachito (Fukman) y los 30.000”, señala un comunicado de la AEDD.
Al conocerse la noticia, el intendente Jorge Ferraresi envió sus con-dolencias a los familiares y amigos de Nilda. Y destacó su coraje tras su detención en El Infierno.