Grave: Por altos costos energéticos, Pymes evalúan echar empleados

Ante los problemas de costos y los fuertes aumentos del servicio eléctrico, el presidente de In-dustriales Pymes Argentinos (IPA), el berazateguense Daniel Rosato, advirtió que pequeñas y medianas empresas no pueden pagar el servicio eléctrico, por lo que muchas evalúan reducir su personal.
Distribuidoras denunciadas por no invertir
Rosato denunció a las distribuidoras por “ausencia de inversiones” en las redes de baja y media tensión, que proveyeron servicio deficiente o directamente dejaron sin energía eléctrica a las Pymes.
Según un informe técnico generado por el IPA, “la demanda residencial a nivel nacional cayó un 2,3% interanualmente”, y, a pesar de temperaturas más bajas que en 2016, el año pasado se registraron aumentos del 63% en la cantidad de usuarios afectados por deficiencias en el servicio eléctrico, que además deben pagar un 10% de interés ante el atraso del pago de la factura correspondiente.
Ante esta situación, el titular del IPA intimó a las empresas distribuidoras de energía eléctricas a “congelar las tarifas hasta que realicen las inversiones y éstas tengan los resultados que se correspondan con los aumentos interpuestos hasta la actualidad, para que las fábricas puedan funcionar porque la energía más cara es la que se paga y llega de manera deficiente o directamente no llega”.
Por su parte, el director y economista del IPA Federico Vaccarezza destacó en un informe de la entidad que “el problema en Argentina no viene en la fase de producción de energía eléctrica, sino en la distribución media y baja tensión, que es donde se necesitan inversiones urgentes para evitar los cuellos de botella en la transmisión”.
En el informe del Departamento Económico del IPA se afirma que “a pesar de una menor temperatura, la distribuidora y comercializadora de electricidad Edesur registró un aumento del 63% en la cantidad de usuarios totales afectados en el mes de diciembre de 2017 respecto de diciembre de 2016”, mientras que “el promedio de usuarios diarios sin servicio se incrementó un 68%”.
Así está la situación de las pequeñas y medianas industrias. Hecho que genera preocupación ante los despidos que pueden comenzar a producirse.