Las eternas denuncias de una ‘denunciadora serial’ que en lo local nunca llegaron a nada

Quilmes es chico. Nos conocemos todos. Comerciantes, empresarios, vecinos comunes, políticos, funcionarios, periodistas y abogados. Todos, de una u otra manera, nos cruzamos, charlamos, nos saludamos o no, nos criticamos, nos conocemos, todo en un microclima que poco es lo que no se sabe o no se deja trascender.
Desde hace años, y con casi todas las gestiones municipales quilmeñas, la abogada local Mónica Frade, viene denunciando -¿llamativamente?- sin ninguna suerte judicial, aunque sí en algunos casos con buen bombo mediático, supuestos casos de malversación o corrupción. Quizás en sus primeros años, esta metodología no tuvo tan fuerte impacto, tal vez por su militancia en una izquierda ortodoxa y marginal, pero hoy su militancia en el CAMBIEMOS de Carrió, hace que su exposición sea más notoria, aunque no por eso efectiva judicialmente.
Frade denunció Intendentes, Periodistas, Empresarios, ONG’s, y sus causas más rimbombantes siempre fueron cerradas, ya sea por falta de mérito, porque no se estableció el delito denunciado, o simplemente porque las perdió. Probablemente, el caso más emblemático sin dudas fue la puesta en escena mediática y actoral en una denuncia por la presunta muerte de un boliviano que le apuntaba de lleno al ex intendente, Sergio Villordo. Frade ni siquiera mencionó los datos filiatorios de la víctima o de algún familiar que reclame el cuerpo. La justicia, después de meses y meses de tener el tema arriba en los medios, declaró el hecho inexistente…
Así y todo, Frade parece seguir fiel a su método de “mejor un buen título periodístico que una seria investigación judicial”.
Es por eso que hace pocas horas ha decidido judicializar una vez más la política legislativa, y tomando las palabras de ediles opositores en la sesión del HCD donde se aprobaron las cuentas del año 2016, decidió ¡¡¡otra vez!!! ir a la Justicia, no sin antes pasar a contarlo por los ‘medios amigos’. La fórmula de siempre.
Ahora, la asesora político-judicial de la diputada nacional “Lilita Carrió se hizo eco de las denuncias hechas por concejales quilmeños del Frente para la Victoria durante la sesión donde se trataron las cuentas del Municipio, correspondientes al ejercicio del año pasado. Y si bien fueron aprobadas por una mayoría de concejales del oficialismo y aliados, quienes votaron en forma negativas fueron los concejales kirchneristas.
Fueron Angel García y Edith Llanos, quienes dieron detalles sobre contrataciones “poco claras”. Entre ellas, el gasto de quinientos mil pesos para la contratación de una empresa privada que tenía la función de realizar videos con motivo de los 350 años de Quilmes, entre otros temas.
Cada cual vive, hace política, trabaja, miente, o hace mugre de la manera que más lo satisfaga o reditúe, incluso -como en este caso- hasta intentando sacrificar por ego a su propia familia.

Adrián Di Nucci