Licencian a Roberti de la Federación de Petroleros por serias sospechas de corrupción

Las bases echaron a Roberto Roberti del Gremio por presuntos desmanejos de fondos. El avellanedense tendrá licencia con goce de sueldo hasta finalizar su mandato: Hasta el 2020

Acorralado por causas judiciales y la presión de las bases por presuntos desmanejos de dinero, el controvertido sindicalista petrolero, el avellanedense Roberto Roberti, dejó la conducción del gremio. El titular de la Federación Argentina Sindical del Petróleo, Gas y Biocombustibles, presentó un pedido de licencia en el Gremio, como en la obra social, la Mutual, la Fundación y otras instituciones, por las denuncias de corrupción que lo están cercando.
Por carta Roberti pidió licencia “con goce de haberes” e “indeclinable hasta la finalización de todos sus mandatos”, algo que ocurrirá para junio de 2020. Solicitud que debe ser aprobada por la Comisión Directiva.
Ante unos 15 secretarios generales de los distintos sindicatos que conforman la Federación, Roberti hizo el pedido.
Cabe destacar que la Justicia retiró documentación, pero las causas no avanzaron. Se intentó pasar la cau-sa al fuero federal pero, pese a que se investigan hechos de corrupción, la Justicia ordinaria no dio lugar.
Las denuncias fueron presentadas por Marcelo Turchetti, secretario general de un sindicato petrolero santacruceño y uno de los 17 afiliados a la Federación, quien denunciò por la existencia de “pagos a Salud Industrial S.A. por casi 9 millones de pesos pero sin estar registrados” en la contabilidad.
También señala que hay una factura de esa empresa por 22.750.000 pesos por prestaciones de alta compleji-dad “a pesar de que no brinda ese tipo de servicios”. Y menciona compra de otros bienes con dinero de la Federación.
Los zapatitos de Mónica López
El matrimonio Roberti-López vive en el country Abril de Hudson, junto a los dos hijos. La mansión tiene un cuarto especial para que López se arregle. Allí, guarda 240 pares de zapatos y para poder ubicar bien las prendas hizo “calles” internas. Las nombró de una forma muy particular: Roberti, por su marido, Juan Do-mingo Perón y Eva Perón, según contó en la revista Caras en abril de 2015.