Luego que ATE fogoneara un exhaustivo listado de millonarias horas extras y extraños nombramientos en el área de Servicios Públicos, llega el contragolpe. Se supo de algunos casos que pertenecen y avalan desde la Asociación Trabajadores del Estado, como “el caso de Clarisa Pérez, quien debería prestar servicio en el Dispensario Municipal, o la Licenciada Roxana Villalba, ex funcionaria de Francisco Gutiérrez que la dejó de regalo en la planta municipal. También está ‘en comisión’ el agente Patane, a quien en el pasado se lo acusaba de vender licencias de conducir en la puerta de la subsecretaría de Educación Vial y que fuera puesto ‘en disponibilidad’ por las actuales autoridades. Ninguno de ellos ejerce cargo alguno en ATE. No integran el consejo directivo ni son delegados. ¿Por qué razón tienen licencia gremial cuando hay directivos que concurren a trabajar todos los días?”, contaron los colegas de la web ‘Quilmes Ahora’.