“Lo de Manu” cumplió un año con ese toque de calidad, humor y buena onda

El pasado 3 de Agosto se cumplió un año del espectacular y exitoso aterrizaje que tuvo la Parrilla “Lo de Manu” en Bernal, donde sigue acaparando cada vez más la atención de cientos de clientes y amigos todos los días, brindándole, no sólo calidad, sino la buena onda de siempre con ese toque de humor que su dueño le imprime en persona o en las redes sociales que posee el lugar.
Pero Manu no está sólo. “Somos una gran familia”, dice. Y esa familia, además de sus empleados amigos de siempre, también la conforma su mujer, Vanesa, su hija Cata y su suegro, Salvador.
Esta apuesta no fue librada al azar, sino cuenta con antecedentes sobrados de calidad, atención y éxito a la hora de servir buenas parrilladas y carne a las brasas; así Manu abrió su nuevo local en Bernal, en la esquina de Avellaneda y Chacabuco, hace ya poco más de 365 días.
“Buscábamos crear un lugar en Bernal donde se pueda comer una buena parrilla en un ambiente familiar y con buena onda”, cuenta su creador
ADEMAS CUSTODIA Y FACIL ESTACIONAMIENTO
Con custodia todas las noches, “donde buscamos además darle tranquilidad a la gente”, y fácil estacionamiento para los comensales que se acerquen en automóvil, “Lo de Manu” tiene horarios corridos de martes a sábado de 12 a 15.30 y de 20 al cierre, y los domingos de 12 a 17 horas, donde el propio Manu garantiza fuego hasta esa hora para “poder darle de comer sin ningún apuro a los más dormilones”. Y obviamente, aunque no lo diga él, sin tener carne recalentada NUNCA!.