Malos comerciantes y peores vecinos, todos usurpan la calle sin vergüenza y sin permiso

Il Pannetone y Tienda de Agua, ambos locales comerciales en Lavalle del casco céntrico quilmeño, son la cara más visible que los UsurpaCalles siguen vigentes, sin embargo hay muchos más. pero el tema no sólo se agota en comerciantes, existen, aunque usted no lo crea, vecinos que en barrios tranquilos del distrito deciden pintar cordones, colocar carteles de “Prohibido Estacionar” y hacerse dueños de la calle, ante la pasividad de las autoridades pertinentes (Guido casi Alvear).
Ahora, conociendo el tema, el Subsecretario de Inspección, Gonzalo Ponce, prometió darle aviso a Tránsito.