Más truchadas en “Nuevo Quilmes”, ahora con varias demoliciones ilegales

“Una imagen dice más que mil palabras”, asevera el refrán popular. Prueba de cómo la empresa desarrolladora del multidenunciado “Nuevo Quilmes” recae una vez más en la ilegalidad: Sin autorización comenzó a demoler las viejas estructuras ubicadas en el macizo de Lomas de Zamora y Caseros. Puntapié inicial para la realización de un centro comercial y torres de categoría, como aseguran fuentes de la empresa. Obras que ya dan que hablar en el barrio.
Durante varias semanas, periodistas de El Suburbano visitaron la zona y registraron numerosas imágenes y videos de cómo la desarrolladora del multidenunciado “Nuevo Quilmes” avanza a paso firme en la demolición de numerosas estructuras que supieron cobijar a tropas del Ejército Argentino, y más tarde a oficinas de Startel. Demolición que no cuenta con los carteles que especifiquen los permisos municipales para realizar esa tarea, ni tampoco la identificación de lo que se proyecta realizar.
Culminada la demolición ilegal, “Nuevo Quilmes” desarrollará en el lugar -aseguran- un centro comercial y torres de departamentos de alta categoría. Los más avezados hasta hablan que desembarcaría un supermercado Carrefour, lo que ya generó el malestar de comerciantes de Villa Alcira, Villa Cramer, y Don Bosco.
Pero esta no es la primera vez que el multidenunciado barrio privado de Don Bosco se inmiscuye en la ilegalidad.
Truchos desde el orígen
Desde sus orígenes, Nuevo Quilmes violó las normas que rigen en la ciudad: Comenzó a vender terrenos cuando no se había subdividido las parcelas, no respetó las cotas establecidas por lo que generó inundaciones a los vecinos de Villa Alcira, y sigue sin entregar las escrituras y títulos de propiedad a los compradores de las unidades. Eso sí, las altísimas expensas son cobradas con total regularidad, situación que provoca malestar en muchos, quienes analizan efectivizar demandas a los responsables del negocio: Claudio y Gustavo Graso, caras visibles de otros, como aseguran, y prontos a ser denunciados en la AFIP y en la Justicia.
Otra de las grandes ilegalidades que desde hace años viene infringiendo es la devolución de la calle Caseros que la empresa se robó. Como también Urbanizadora del Sur (administradora de Nuevo Quilmes) incumple lo establecido por el Decreto Provincial Nº 27/98 con posterioridad a la sanción de la Resolución Nº 12082/08 del Deliberante que otorgó la factibilidad al proyecto a cambio de la cesión de espacios verdes y libres públicos, las reservas para equipamiento comunitario que siguen sin ser entregados a la sociedad.
La acumulación de tantas ilegalidades es producto de la impunidad que se produce puertas adentro del multidenunciado Nuevo Quilmes, donde residen en sus mansiones personajes de la política, del sindicalismo y de la justicia. Impunidad que tuvo su corolario con la creación de un destacamento policial en la puerta del ilegal barrio privado de Don Bosco.