Mirando de reojo a Techint, vuelve el reclamo por Ley de Humedales

Un centenar de asambleas, ONGs, académicos y universidades nacionales exigen la sanción de la Ley de Humedales, mirando de reojo las intenciones de la multinacional Techint en la costa de Bernal y Avellaneda. Vuyelven a rreclamar ahora que la Cámara de Diputados de la Nación brinde tratamiento inmediato sin dilación ni modificación a la Ley de Presupuestos Mínimos de Protección de Humedales (Exp. CD 405/16), que obtuvo media sanción el 30 de noviembre del año pasado por la Cámara de Senadores de la Nación.
Según se informó, la Ley establece un inventario de humedales y establece criterios de uso sustentable, lo que generará posible acciones de protección sobre estos ecosistemas.
Los humedales -explicaron- son ecosistemas que permanecen saturados de agua en algún momento del año. Funcionan como esponjas que absorben y regulan las crecidas de los cursos de agua; son reservorios de agua dulce para consumo humano y para animales en épocas de sequía; recargan reservas de agua subterránea (acuíferos); son amortiguadores del cambio climático y principalísimos reservorios de biodiversidad.
Por todo esto, los asambleístas solicitan “una ley que proteja a estos ecosistemas en su conjunto; políticas públicas concretas que apuesten a proteger los bienes comunes y a respaldar las economías regionales, en permanente peligro ante un modelo de desarrollo que en su afán productivista omite las condiciones más elementales de sustentabilidad socioambiental”.