Molina le puso la firma al programa bonaerense “Segunda Vuelta”, para la reinserción laboral de presos

En la capital Bonaerense, el intendente de Quilmes, Martiniano Molina, y el Ministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari, firmaron un convenio de colaboración para promover en el distrito el programa Segunda Vuelta. Iniciativa que busca fomentar la inserción laboral de presos a partir de la realización de talleres de oficio y capacitación.
“El convenio busca institucionalizar una relación que venimos teniendo con el Servicio Penitenciario Bonaerense y que le permite a los detenidos quilmeños reinsertarse laboralmente”, indicó el jefe comunal.
El convenio está orientado a personas detenidas con domicilio en Quilmes que hayan demostrado buena disciplina y se encuentren cumpliendo la última etapa de sus penas privativas en el Complejo Penitenciario de Florencio Varela- Unidades 23, 24 y 42 -. En este sentido, contempla la capacitación de los internos que estén dentro del Penal, así como la formación de detenidos que cuenten con beneficio de salida transitoria en el Centro de Formación y Capacitación “Luis Jaramillo” -Calchaquí 657 -.
“En este momento tenemos 5 personas que, autorizadas por el Juzgado Nº2 de Quilmes, están participando de un curso de Electricidad Domiciliaria”, detalló el subsecretario de Producción de la Secretaría de Desarrollo Económico local, Pablo Martínez. Actualmente, los talleres de oficios –herrería y carpintería- que se dictan en el marco del programa municipal cuentan con 60 internos quilmeños.
Por otro lado, el acuerdo incluyó la adhesión de Quilmes a un programa de recolección de residuos electrónicos que impulsa el Servicio Penitenciario Bonaerense, el cual, a partir de hoy, reciclará en la Unidad Penitenciaria Nº 1 de Lisandro Olmos todos los elementos desechados que sean entregados por el municipio.