Mucho malestar por el premio de Ritondo a un comisario quilmeño investigado por corrupción

No es la primera vez que la realidad supera a la ficción. Realidad que premia a uno los presos e investigados, y que genera en los honestos decepción, malestar y bronca: Ascendieron a uno de los jefes policiales al que la Justicia le denegó la eximisión de prisión a quien está investigado por irregularidades en horas extras y vales de nafta.
El comisario Héctor Ballón, la subcomisario Karina Alegre y el capitán Claudio Piñero, están imputados en la investigación que lleva adelante la fiscal Ximena Santoro, quien realizó una serie de allanamientos en la base de la División Custodia de Personas, Objetivos Fijos y Traslado de Detenidos Quilmes; y en la Guardia de los Tribunales penales de Quilmes, Berazategui y Florencio Varela; y en el Cementerio Israelita de Berazategui.
Pero lo más llamativo de todo se vivió cuando el Ministro de Seguridad de la Provincia, Cristian Ritondo, ascendía a comisario inspector del Subescalafón Comando a Héctor Esteban Ballón. Todo en momentos que la fiscal Santoro analiza la documentación secuestrada por presunta extorsión a uniformados de la División Custodia de Personas, Objetivos Fijos y Traslado de Detenidos Quilmes en el manejo de horas CORES y por el presunto desvío de fondos que deben ser destinados a la recarga de combustible y mantenimiento de los patrulleros.
La resolución en la que Ballón es promovido a comisario inspector lleva el número 1282. Resolución que lleva la firma del Ministro y en la que se destaca el desempeño y el compromiso de quien está compro-metido judicialmente por presuntos hechos de corrupción. Algo que la Provincia tendrá que rever.
En las últimas horas se supo que hay un profundo malestar generalizado en la policía asentada en los Tribunales de Quilmes por esta decisión de premiar a Ballón. Obviamente nadie quiere hablar en on, pero varios son los que coinciden en señalar fuera de micrófono que “nos sentimos todos unos boludos…”.