Multado por sucio

Por arrojar escombros y residuos a la vía pública, la Comuna multó a vecino que arrojó en la vía pública numerosas bolsas de escombros y residuos. Medida que adoptó la Municipalidad que gobierna Patricio Mussi

 

La noticia se conoció luego que la Comuna labrara un acta de in-fracción a un vecino de la calle 153, entre 35 y 36, del barrio Villa Chingolo. Vecino que había arrojado bolsas con escombros de cinco metros de largo, un de ancho y 1,5 de alto a la calle. “Intentamos resguardar el espacio en la vía pública, que es de todos los vecinos, en una búsqueda permanente de mantener limpia a nuestra ciudad”, afirmaron desde la Coordinación de Higiene Urbana de la Municipalidad, área encargada de los operativos de limpieza en el distrito, con el objetivo de evitar la ocupación indebida del espacio público.
A través de la ordenanza N° 4276, el Municipio regula y controla la ocupación ilegal de la vía pública. Según el artículo primero de la norma, se debe evitar la acumulación y vertido de los desechos sólidos calificados como tierras y escombros.
En este sentido, se considera como escombros a la tierra, piedras y materiales similares procedentes de excavaciones; residuos resultantes de trabajos de construcción, demolición, derribo y todos los sobrantes de obras; y cualquier material residual asimilable a los anteriores y los que en circunstancias especiales determine la autoridad municipal.
Los ciudadanos cuentan con la posibilidad de que se les otorgue un permiso para la colocación de contenedores en la vía pública. En estos casos, serán concedidos teniendo en cuenta cada obra y situación, habiendo avisado previamente al Municipio y siempre que todos los contenedores que se instalen cumplan con la ordenanza.
Por consultas o reclamos relacio-nados a la recolección de residuos, los vecinos pueden contactarse con el CAV – Centro de Atención al Vecino – al 0800-666-3405, de lunes a domingo, de 8 a 24.
Se recuerda que el horario para sacar la basura en todo el distrito es únicamente de 19 a 21, de domingo a viernes, embolsada y en el canasto de la vivienda o contenedor más cercano.