Obras de arte berazateguenses

a Escuela Municipal del Vidrio restaurará los vitrales de la Parroquia Nuestra Señora de Luján. Vitrales que tienen más de 100 años de antigüedad

 

Doce ventanales de más de 100 años de antigüedad que se encuentran en la iglesia Nuestra Señora de Luján, son restaurados en la Escuela del Vidrio de la Municipalidad. Se trata de doce antiguos vitrales, que por pedido de la propia parroquia serán puestos en valor a través de la técnica de grisalla, una de las tantas metodologías enseñadas a los alumnos que concurren a este establecimiento educativo. A cargo de los mismos docentes, el trabajo se realizará por etapas y se extenderá durante todo el año.
“Los vitrales de la Parroquia Nuestra Señora de Luján (construida en 1.895) tienen más de un siglo y no son nacionales, porque por aquellos años en Argentina no se fabricaba el vidrio, sino que venía de Europa, generalmente de mano de obra española o italiana. Y están pintados con lustres europeos, muy lindos, pero que ya se encuentran bastante deteriorados por el paso del tiempo”, se lamenta Margarita Pino, docente y directora de la Escuela Municipal del Vidrio de Berazategui, cuyo trabajo consistirá en remozar los ventanales con esmaltes de colores (la Parro-quia tiene una particular preferencia por los azules) o con grisalla, una de las técnicas más antiguas y que existe en vitral desde la temprana Edad Media.
Sin embargo, el primer paso de los especialistas será conocer el estado original de cada una de estas piezas, quitándoles el plomo y la pintura. “Una vez que desmontamos los vitrales, los traemos a la Escuela y los ‘limpiamos’ a través del horno, donde los exponemos a una temperatura aproximada de 350°, con el fin de quemar la pintura sin afectar el vidrio, que quedará totalmente virgen”, explica Pino.
“Me encanta este desafío y me pone muy contenta que seamos nosotros los elegidos para llevarlo adelante. Además, como institución, nos enorgullece poder colaborar con la comunidad a través de nuestro trabajo y de una técnica que enseñamos como docentes. Así que las expec-tativas son muchas”, expresa.
La Escuela Municipal del Vidrio de Berazategui es única en Sudamérica y funciona en el Complejo Municipal San Francisco, ubicado en calle 23 y 149. Su labor en torno al tratamiento de este material distingue al distrito, tanto en la Argentina como en el exterior. Actualmente, otorga el título de Técnico en Vidrio Artístico (carrera de 2 años de duración) y brinda talleres de la disciplina en diversos niveles, como Moldería y termoformado, Pantallas de iluminación, Pintura sobre vidrio, Serigrafía en vidrio, Termofusión, Termofusión para joyería y Vitrales.