Otra apuesta al deporte en Berazategui

Tras finalizar los trabajos correspondientes al nuevo piso antideslizante, la Subsecretaría de Deportes de la Municipalidad reinauguró la cancha central del gimnasio del Club Ducilo con un gran encuentro de voley, que contó con la participación de todos los equipos masculinos y femeninos que conforman la liga municipal Sub 18. La obra, que también consistió en la pintura de las paredes internas y externas, se realizó con fondos de la Cooperadora del club deportivo que administra el Municipio.
“Gracias a la buena administración de la Cooperadora y al aporte de la gente, a través de su cuota mensual, hemos podido reinaugurar el gimnasio del Club Ducilo, algo que para nosotros significa una alegría enorme”, expresó el subsecretario de Deportes, Mariano Larregina. Asimismo, el funcionario graficó que “antes el piso era de baldosa y su-fría mucho con la humedad en los días de lluvia, lo que dificultaba la práctica de cualquier deporte. Ahora, en cambio, con esta pintura deportiva y totalmente antideslizante, no tendremos ningún inconve-niente para utilizar la cancha en cualquier momento y bajo cualquier circunstancia climática. Es así que, a todos los deportes que antes realizábamos, ahora también se le sumará el básquet”.
Por su parte, el presidente de la cooperadora, Marcelo Mantovani, quien también se desempeña como director de Espacios Públicos de la ciudad, destacó que “antes este predio era privado y muchos, por una cuestión económica, no tenían acceso. Pero ahora es municipal y todo lo que la gente invierte aquí, termina volviendo en forma de o-bras, y eso nos enorgullece”.
Además de los equipos representativos del propio Gimnasio Munici-pal Berazategui (GMB), las instituciones que participaron del encuentro de voley fueron el Instituto María Ward (caballeros), el Club Deportivo Berazategui (damas y caballeros), Punto 1 de Barrio Marítimo (damas y caballeros) y el Club La Unión (damas).
Los 1.287 metros cuadrados del piso del gimnasio del Club Ducilo fueron tratados con pintura deportiva antideslizante en toda su superficie y en dos tonalidades distintas, lo que posibilitará la diferenciación entre las canchas oficiales de voley y handball, además de la reducción de los peligros que acarrea la humedad en lo que era el antiguo piso de baldosas.
“Para nosotros, esto es un sueño hecho realidad, que le dará otro nivel a todas las actividades. Porque, además de las delimitaciones de la cancha”, declaró el entrenador de voley de la Institución, Fabio Ojeda.