Pese a las denuncias, volvió el “kiosko narco” a Solano y aumentó el delito en la zona

En septiembre del año anterior un vecino del barrio Los Eucaliptus de San Francisco Solano, denunció la existencia de un “bunker” de venta de droga donde una banda conocida como “Los Paraguayos” vendían sustancias prohibidas con total impunidad.
A casi un año de aquella denuncia de la que varios medios se hicieron eco, como QuilmesAhora, Agencia Suburbana y El Suburbano –y pese a los diferentes operativos policiales- el “bunker” volvió a instalarse y la droga y el delito volvieron a ser parte del lamentable paisaje urbano de los vecinos.
Esta cueva de los traficantes está ubicada en la calle Ribereña entre 867 7 870 bis. El año pasado la justicia ordenó un allanamiento y detuvo a los delincuets, pero ahora aseguran que el “kiosko” en esta nueva etapa es manejado por la hija de uno de los detenidos.
Tal vez porque jueces y fiscales otorgaron –como ocurre normal-mente- excarcelaciones apuradas; los traficantes volvieron al lugar.
Este sábado dos vecinos del barrio que cruzaban el puente de la calle 867 fueron abordados y robados por dos jóvenes desesperados por hacerse de algún dinero para comprar droga.
También una chica que estaba en el lado de Florencio Varela, sufrió un asalto, que terminó en una batalla campal entre sus familiares y los delincuentes drogadictos.
En la nota que realizáramos hace casi un año, Miguel el vecino que se atrevió a contar lo que ocurría; denunció complicidad entre los traficantes y la policía. Hoy habla de una nueva “zona liberada” tanto para la venta de droga como para el robo.