Ricardo Cerna, el Primer Adelantado Radical

Luego de producirse una fractura en la Unión Cívica Radical quilmeña, el ex candidato a Intendente en 2015, el contador Ricardo Cerna, confirmó su alejamiento de Cambiemos para sumarse al armado del Frente Renovador de Sergio Massa.
-¿Cómo es tu pase de Cambiemos al Frente Renovador?
(Ricardo Cerna) -Esto se produce porque la militancia del sector que milito está totalmente en desacuerdo con la política social, económica, la forma de llevar el gobierno Mauricio Macri, y por otro lado estamos en total desacuerdo con la gestión de Martiniano Molina. Creemos que el Radicalismo es otra cosa, que tiene que defender los intereses de la gente, del comerciante, del kiosquero de la esquina, del laburante. Por lo que hemos decidido cortar con esto y construir desde el Frente Renovador, que no significa abandonar la Unión Cívica Radical, todo lo contrario, hacemos esto para afianzar los principios del Radicalismo porque estamos convencido que es la conducción actual del partido la que abandonó el Radicalismo.
– Pateaste el hormiguero puertas adentro de la Unión Cívica Radical, ¿Cómo sigue ahora?
-Vamos a trabajar en conjunto con los demás componentes del Frente Renovador. Hoy estamos lanzando un acto con distintos componentes sociales: Gremios, Movimientos Sociales, Centros de Jubilados, hay una Federación de Sociedades de Fomento, y me han seguido más de 20 agrupaciones del radicalismo. Es decir, todos los días se suma alguien más porque el radical radical no quiere esto que está haciendo (Mauricio) Macri. Acá no se está construyendo un futuro: se concentra la riqueza y se genera cada vez más exclusión. Acá se quiere fabricar una polarización social que no existe. Eso es mentira.
-¿Cree que el Frente Renovador es el espacio en el que se puede modificar esto que narras?
-Es un espacio en el que se permite la participación. Es un espacio en el que se va a permitir competir electoralmente y ponerle un freno a este proyecto político.
-¿En el radicalismo no se compartía esta opinión?
-Está dividida la opinión. La conducción nacional del Partido es vergonzosa. A todos los niveles. La verdad es que si no tienen un puesto por ahí se hacen los retobados. Lo único que hacen es cuidar su fuente de ingreso. La realidad es que no están a la altura de los acontecimientos. El radicalismo es otra cosa, es la gente, el laburante de todos los días. Y estamos viviendo momentos más dramáticos en niveles de pobreza y exclusión. Y no se puede mirar para otro lado. Yo estoy dispuesto a dar esa pelea.
-¿Vas a ser candidato a Intendente de Quilmes?
-Por el momento no está en discusión la candidatura a Intendente, este momento es para decidir concejales. Si te digo que candidato a concejal no voy a ser. No estoy haciendo esto para que me den un puesto, todo lo contrario. Si lo hiciese para ir de candidato no tendría credibilidad en lo que estoy diciendo. En el 2019 si se discute la intendencia veremos, yo no lo descarto para nada. De hecho ya fui en el 2015 y no pude participar porque se lo puso a Martiniano Molina a dedo. Es un tema que hay que hablarlo el año que viene. Ahora hay que definir los candidatos a concejal. La idea es trabajar en el lugar que a uno le toque. Y si toca trabajar arriba iré arriba. Y si toca la trinchera, en la trinchera.