Se recalienta el conflicto docente

Todo indica a que en vez de descomprimir la situación, desde el Gobierno de María Eugenia Vidal se le echa más combustible a la puja ante el reclamo de una recomposición salarial acorde a la inflación. Situación que se produce horas después de que la Gobernadora intentara romper la huelga, ya que desde la Provincia se pidió a Nación que les quiten la personería gremial a los sindicatos docentes. Mientras tanto, los equipos técnicos vuelven a reunirse en momentos en que los docentes se adhieren al paro nacional de CTERA.
En busca de que se le quite la personería jurídica a los gremios docentes provinciales, el Ministerio de Trabajo Bonaerense hizo las presentaciones iniciales para un sumario contra los gremios que no acataron la conciliación obligatoria. También pidió que les imponga una sanción económica.
La administración de Vidal hizo una presentación en el Ministerio de Trabajo de la Nación para pedir que les impongan sanciones por no respetar la conciliación obligatoria y que podría terminar en el quite de la personería gremial, según confirmó Marcelo Villegas, ministro de Trabajo bonaerense, al salir de un acto en la Casa de Gobierno en La Plata.
“Hicimos una presentación al Ministerio de Trabajo de la Nación solicitando que intervenga como autoridad de aplicación primaria en tema de personería”, le dijo el funcionario a la prensa.
Villegas amplió que pidieron iniciar un sumario para “verificar el incumplimiento de los extremos legales que justifican el uso de la personería y eventualmente apliquen la sanción que corresponda”.
“Yo, como funcionario público, tengo el deber de solicitar al Ministerio de Trabajo su intervención para que evalúe la quita de la personería gremial”, remarcó Villegas en diálogo con el medio platense.
Las últimas 48 horas, los gremios que integran el Frente Gremial Docente se adhirieron al paro nacional convocado por CTERA.
Desde SUTEBA advirtieron que irán a la Justicia para denunciar “descuentos masivos” que, por caso, alcanzaron a trabajadores con licencia por embarazo o enfermedad.
Mientras que Vidal confirmó que pagará un plus de 1.000 pesos para los maestros que nunca pararon -con el sueldo de abril- y abrió la puerta para una eventual quita de personería gremial para los sindicatos que desoyeron la conciliación obligatoria, vía una presentación ante la cartera de Trabajo nacional.
Veremos cómo termina la disputa que tiene como únicos afectados a los alumnos que no pueden asistir a clases.