Seria investigación judicial a la constructora DLA por estafas reiteradas dentro del controvertido Nuevo Quilmes

Los representantes de la firma DLA están imputados por “estafa y asociación ilícita”, y se espera que de un momento a otro sean procesados por la Justicia. Decisión que se adoptaría tras la denuncia de más de 20 damnificados que adquirieron sus casas en el barrio Privado Nuevo Quilmes.
La Justicia avanza sobre la empresa acusada de estafar a aquellos que confiaron en el desarrollo de este emprendimiento inmobiliario. “Ofrecían la construcción del metro cuadrado a un valor menor que el que se comercializa habitualmente, los clientes les adelantaban un dinero y finalmente nunca se finalizaban las obras; de esta forma hay al menos 20 damnificados; esto es en Nuevo Quilmes pero estamos certificando que igual operatoria se ha dado en otros barrios privados del conurbano bonaerense”, explicó uno de los letrados defensores consultados por El Suburbano.
La operatoria de Luis Della Loggia, Martin Falcon (principal apuntado, hoy en Nordelta) y Lorena Falcón, sumado a Miguel Britos (fallecido), buscaban cobrar por adelantado a sus clientes y según analiza la Justicia este tipo de transacciones se habría dado en otros barrios privados del conurbano bonaerense.
Las actuaciones están a cargo del fiscal Martín Conde, y las estafas comprenderían desde el 2014.
Con el desfalco que investiga la Justicia sobre los responsables de la constructora DLA ponen a al controvertido barrio privado Nuevo Quilmes en un nuevo escándalo. El que se suma a algunas violaciones a las normas y legislaciones vigentes como que el 87% de las propiedades no están declaradas ante el fisco provincial. Esas viviendas tributaban como baldío y la deuda conjunta en el Impuesto Inmobiliario supera los dos millones de pesos, entre otros escándalos judiciales.