Siguen pasando cosas raras en la Ribera de Quilmes

Esta vez un delincuente murió y otro fue detenido tras una persecución y tiroteo que comenzó con el asalto a dos efectivos de la Policía Municipal, a quienes les robaron sus armas reglamentarias mientras realizaban tareas de prevención en la Ribera de Quilmes.
Todo comenzó cuando dos agentes femeninas de la Policía Local realizaban tareas de prevención frente al Club Pejerrey de Quilmes cuando fueron sorprendidas por tres delincuentes armados que se movilizaban junto a otro hombre en un Renault Symbol. Tras amenazarlas los delincuentes se robaron las armas reglamentarias, dos pistolas Bersa Mini Thunder 9 milímetros, tras lo cual escaparon a to-da velocidad. Pero en la calle Iriarte, entre Cervantes y La Merced se produjo un tiroteo donde unos de los proyectiles dio mortalmente a uno de los malvivientes, justamente quien conducía el rodado, otro fue detenido dentro del mismo vehículo y otro dos escaparon a los tiros.
Eso se sumó a otros hechos graves y llamativos en la misma zona que ocurrieron en el lapso de menos de un mes, como el asesinato a mansalva y desde un automóvil de un joven en 24 y Cervantes, hace 21 días, y la feroz golpiza a empleados de Defensa Civil de la Comuna, también destruyendo la unidad con la que se trasladaban.