Tomó unos mates en Domínico

Vidal se interiorizó sobre el funcionamiento de una fábrica de pastas de Villa Domínico. Junto a su dueño tomó unos mates y conoció el esfuerzo diario que realizan los comerciantes
para subir las persianas todos los días

A horas de haber sido escrachada en Lomas de Zamora, la gobernadora María Eugenia Vidal aterrizó nuevamente en la Tercera Sección Electoral para dialogar con vecinos de Avellaneda.
En Villa Domínico, Vidal compartió unos mates con los hermanos Saúl y Cristian, propietarios de una fábrica de pastas, para interiorizarse del negocio y sus expectativas a futuro.
Horas atrás, Vidal visitó el hospital provincial Gandulfo de Lomas de Zamora, pero lo que iba a ser u-na vista cordial y de agradecimientos, se transformó en una catarata de reclamos por parte de médicos, docentes, pacientes, y trabajadores del nosocomio.
Ante esta situación que se había desbordado, Vidal tuvo que retirarse por la puerta angosta de la salida de Emergencias, dado que todos los pasillos y accesos la esperaban los manifestantes que le reclamaban mejores condiciones laborales y salariales.
Con estas recorridas, la Gobernadora busca conocer lo que sucede de primera mano y sin intermediarios.