Tras hablar de “proscripción”, la UCR apuntó a Cambiemos

“DENUNCIAMOS ENTORPECIMIENTO A LA PARTICIPACION DE LA UNION CIVICA RADICAL EN CAMBIEMOS DE AVELLANEDA”, así se titula la carta firmada por el Comité de distrito de la Unión Cívica Radical de la ciudad. Escriba que se produce en un momento de máxima tensión entre el macrismo y grandes sectores de la UCR en la Provincia, quienes se sintieron desplazados de las estructuras partidarias de la Alianza de los organismos estatales. Texto completo.
“El Comité de la UCR expresa que:
En el relato de nuestro vínculo con la coalición CAMBIEMOS se reitera el destrato y la indisciplina.
Casi comenzada la relación, y nunca en demérito de los otros partidos, EL PRO (Partido del Gobierno que preside Mauricio Macri), avaló y fa-cilitó la postulación de una candidata a Concejal, ignorando el resultado de una Asamblea partidaria, que proponía a otro Concejal.
En esta secuencia hubo un posterior compromiso de la entonces Diputada Nacional Gladys González para establecer una fluida y franca comunicación ante alguna inquietud o demanda, cuestión esta, olímpicamente ignorada durante este último año y medio.
Tras el frustrado compromiso, más otras inconsecuencias , como la de avanzar positivamente en la institucionalización de CAMBIEMOS en Avellaneda, al afrontar las próximas elecciones mediante PASO aparece en la coalición el absurdo de vetar en forma inconsulta a nuestros candidatos a Concejal y Consejeros escolares, tomados de “la suma del poder público”, negándonos el derecho a participar pegados a la lista de legisladores nacionales y provinciales y sin conocer los fundamentos a las objeciones a este despropósito antidemocrático.
También debemos expresar públicamente nuestro pesar atento que detrás de estos vetos y trabas a participar en la lista sábana de CAMBIEMOS aparece lamentablemente la injerencia de una minoría, aprovechadora de cargos, que se propuso entre otras indisciplinas, sembrar descarada y abiertamente la mentira sobre nuestra adhesión al cristinismo, a través de una fluida comunicación política con el actual Intendente. Mentir, mentir, es una vieja práctica propia del nazismo de la Segunda Guerra Mundial.
Esta mezcla de inconsecuencias, destratos, indisciplina, desacatos y mentiras, se corona claramente con la negativa a pegar nuestra lista de concejales con las sábanas de candidatos de CAMBIEMOS, cuestión que va en contra del derecho a participar y de una verdadera vocación para afirmar políticas y culturas de cambio con las que nos hemos comprometido al acatar lo resuelto en la Asamblea Radical de Convencionales Constituyentes en Gualeguaychú, Entre Ríos, principio fundamental de esta relación que aspiramos pueda revisarse.
Comité del Radicalismo de Avellaneda”.
De esta forma se recalienta la interna en la Alianza Cambiemos en la ciudad.