¿Se puede utilizar un partido político para ejercer más violencia de género? Necesitas como mínimo la connivencia de los dirigentes del partido. Parece que si de violencia de genero y machismo se trata, las actuales autoridades de la UCR Quilmes están a la orden del día.

Testigos relataron que Ariel Domene consiguió la connivencia del Comité de la UCR de Quilmes para ejercer mas violencia hacia su ex esposa, Daniela Conversano, y con la excusa de deber" cuatro insignificantes meses de aportes partidarios", ahora quieren expulsar a la víctima del partido, quien fuera afiliada desde hace más de 20 años.

Daniela Conversano explicó que estaba "en una situación muy delicada" y pidió tiempo y paciencia a las autoridades partidarias. Pero parece que la revancha de Domene y los suyos que elijen no ver son cómplices a cualquier costo.

Se preguntan: ¿La quieren callar? ¿Quieren que tenga miedo y deje de denunciar ante la justicia por los denunciados hechos de violencia que vivieron sus hijos y ella en manos del denunciado judicialmente?