“Si alguna vez soñé este día, lo imagine en este contexto”, así lo definió la propia intendente Mayra Mendoza tras jurar por Dios, la Patria, Néstor Kirchner, Cristina Fernández de Kirchner, la militancia y el pueblo de Quilmes. Acto en el que estuvo acompañada por la vicepresidente de la Nación Cristina Fernández de Kirchner, quien en su discurso resaltó el cariño que Mendoza tiene por la Ciudad.
Luego de agradecer a la militancia y en especial a su familia y a las familias de los militantes, Mendoza no dudó en agradecerle a “nuestra siempre querida Presidenta del corazón Cristina Fernández de Kirchner. Gracias por no habernos dejados solos”.
“Cuando algunos se escondían, comenzaste a caminar la Provincia. Y ahí comenzó el principio del final del gobierno de (Mauricio) Macri”, destacó la Intendente de Quilmes sobre la figura del trabajo militante que realizó CFK.
Al hablar del trabajo que realizó la militancia para consagrarse jefa comunal de la ciudad, Mayra Mendoza, señaló que “no se transforma la historia con mejores redes sociales. Se trans-forma enfrentando a las corporaciones y gene-rando conciencia”.
Tras destacar que CFK “siguió al lado nuestro pese a las persecuciones”, no dudó en afirmar que “hay que militar hasta que lo imposible se haga militable. Recorrimos cada barrio, cada cuadra”.
“Nos han sometido y tenemos el derecho de reparar y conquistar lo que ha sido robado en estos cuatro años”, y tras esta frase recordó la triste realidad que vive una pareja de abuelos “para unificar comida e irse más temprano a dormir para no prender la estufa. Estos abuelos no les alcanzo la jubilación para pagar el gas comprar remedios. Nadie merece esto. Sabemos que hay que trabajar para que el pueblo pueda vivir dignamente”.
Instantes después destacó la angustia de comerciantes y pymes, para afirmar que los gobiernos de “Macri, Vidal y acá en Quilmes abandonaron a la gente”.
“Vamos a transformar de una vez y para siempre este hermoso distrito que es Quilmes”. Y no dudó en pedir que “necesitamos que los vecinos nos acompañen con el gobierno de la Provincia de Axel (Kicillof) y Verónica (Magario), y con el gobierno Nacional de Alberto (Fernández) y Cristina (Fernández de Kirchner). Necesitamos que nos acompañen”.
Una frase que no pasó desapercibida en especial para los trabajadores municipales fue cuando Mendoza garantizó que “no llega un grupo de funcionarios para maltratar a nadie llega un grupo de militantes que viene a trabajar. Venimos a trabajar”. “En esta gestión no va a haber despidos masivos. Y aquellos que no quieran trabajar que dejen su lugar a otro vecino”.
Al finalizar, remató: “No fue magia lo que sucedió en Argentina del 2003 al 2015. Pido que nos acompañen para poder transformar a Quilmes”.
Luego Cristina recordó que “cuando comencé a charlar con Mayra, cada dos palabras Mayra hablaba de Quilmes. Quilmes es la obsesión de Mayra”.
Luego de hablar de la persecución vivida, CFK explicó el por qué de la frase “Vamos a Volver”. “Vamos a volver no identificaba a un partido político. Era el vamos a volver a tener derechos perdidos. Convencieron a muchísima gente de no tener derechos”.
“El amor y seguramente Dios nos va a ayudar para volver a ser felices”, culminó la Vicepresidenta de la Nación en su acompañamiento a la asunción de Mayra Mendoza.