El adelanto de El Suburbano quedo confirmado. Ayer, tanto Entidades de la zona como funcionarios municipales confirmaron que en el PARQUE INDUSTRIAL DE QUILMES DEBIA FUNCIONAR UN CUARTEL DE BOMBEROS, QUE NUNCA INSTALARON. El escándalo parece recién empezar a tomar color…

El incendio de Boris, que no debía haber ocurido, fue la gota que rebalsó el vaso.

Numerosas Entidades de Bernal Oeste, linderas y cercanas al Polo, pidieron la intervención del Parque Industrial, comandado por el avellanedense Ignacio Carpintero, quien maneja el lugar omo ‘patròn de estancia’; ademàs pidieron la renuncia del presidente de la Unión Industrial de Quilmes, Horacio Catagnini.

Ricardo Pavón, fue uno de los referentes de las entidades que ayer se reunieron con funcionarios municipales en la Sociedad de Fomento 25 de Mayo de Bernal Oeste; el dirigente barrial  le aseguró a este medio el pedido «de intervención que debe hacer el Gobierno Municipal a Parque Industrial, y la renuncia del presidente de la Unión Industrial de Quilmes, Horacio Castagnini».

CONFIRMACIONES OFICIALES

Pavón informó que la secretaria de Fiscalización del Municipio, Alejandra Cordeiro les confirmó que la Unión Industrial, dueña del complejo industrial, vendió el predio que estaba destinado a construir un cuartel de bomberos.
Como dato gravísimo, la funcionaria señaló que 29 empresas que están en el interior del Parque no podrían estar alli por sus actividades, como depósito de chatarra.

Las Entidades piden de manera urgente que instalen finalmente el Cuartel de Bomberos, y otro de Control Industrial dentro del Parque.
Quieren además que haya fuertes sanciones a la Unión Industriales de Quilmes, y que todas las empresas están instaladas en el Polo Industrial informen públicamente qué hacen.