El pasado 24 de mayo falleció a los 90 años el artista quilmeño Manuel Oliveira. Como si fuese ideado su propio destino, murió a escasos metros de donde había nacido, allí en la Barranca de Quilmes.
Oliveira fue encontrado des-mayado por una de sus hijas en su histórica casa de la calle Alsina, pero no pudo reponerse, y a las pocas horas falleció durante la internación.
En 1996, Oliveira fue designado Ciudadano Ilustre de Quilmes por el Concejo Deliberante.
Oliveira fue uno de los grandes artistas plásticos que tuvo la ciudad reconocido a nivel mundial.