Tras conocerse el informe del primer año de gestión sobre la recolección de residuos domiciliarios en Quilmes, el subsecretario del GIRSU, Adrián Pérez, dialogó con Agencia Suburbana y se mostró algo insatisfecho por no poder cumplir su meta programada, aunque reconoció el esfuerzo realizado por el área, la mayor cantidad de toneladas de basura recolectadas y el ahorro generado en kilometraje y dinero, en comparación entre el 2019 y el 2020.

-¿Qué balance haces del año al frente de una de las áreas más sensibles como la recolección de residuos?

-Fue un año durísimo. Muy, muy duro. Con una pandemia, con menos trabajadores de lo que habría en un año normal, con la problemática de los proveedores –donde muchos de ellos no pudieron trabajar o lo hicieron con intermitencias porque algún trabajador se contagió de Covid-, todo eso es un ingrediente tras otro para los problemas diarios que se darían en la normalidad. Esto sumado a como encontramos el componente mecánico en el establecimiento del GIRSU. De entre 12 a 15 camiones funcionando que encontramos a un año de gestión tenemos diez nuevos que ha comprado nuestra intendenta Mayra Mendoza con mucho esfuerzo, tampoco es la solución final porque tenemos 80 zonas y trabajamos las 24 horas del día.

-¿Esa compra de camiones y la reparación de los rotos, en qué benefició al servicio?

-El beneficio que logramos es el de poder salir a hacer los recorridos y con la habitualidad que el vecino se merece. No mucho más que eso. Nos faltarían 20 camiones más. La realidad es la habitualidad para salir un poco mejor. En el GIRSU no había quedado nada. Fue tierra arrasada.

-¿De esa tierra arrasada, ahora cuántos camiones hay funcionando?

-Tenemos entre 20 y 22 camiones.

-¿Cómo es el trabajo que realizan en apoyo a las delegaciones o en barrios donde nunca se recolectó?

-Somos todos trabajadores de un mismo proyecto de que a Mayra le vaya bien. Eso es parte de que todos seamos uno, y es por eso que cuando un camión no está funcionando y nos solicitan ayuda nos ponemos a disposición de los delegados municipales. El trabajo que realizamos en barrios olvidados como en La Matera, El Emporio del Tanque, Km 13, Papa Francisco, Becker, Barrio Primavera (La Cañada), donde nunca se había recolectado los residuos, es lo más positivo. Vos me preguntás si estoy conforme, y la verdad que no, porque soy un tipo que le gusta hacer las cosas bien. Por todo lo que te conté no hemos podido llevar el proyecto real que le presentamos a nuestra Intendenta y que queremos para Quilmes. Lo único que le pido a los vecinos es que nos tenga paciencia porque cuando el Ecoparque esté funcionando la intendencia de la compañera Mayra Mendoza va a lograr el objetivo de tener la ciudad más limpia de la historia de Quilmes. Falta para eso, pero trabajamos para hacerlo. Estamos llegando a barrios que nunca tuvieron recolección dentro de estas limitaciones, y creo que eso si nos pone orgullosos de decir que hemos ampliado, y eso lo demuestran los kilos que se sostienen en hechos tangibles, que son los comprobantes de pesaje del CEAMSE que dicen la cantidad de toneladas de basura que hemos recolectado en un año difícil. Y que han sido superior en todos los meses, en comparación a lo recolectado en la gestión del ex intendente Martiniano Molina.

-¿Cuántos kilos más recolectaron en un año en comparación con el 2019?

-Hay 11.435 toneladas más en el año.

-¿Qué proyectas a futuro en materia de recolección de residuos?

-La idea es renovar en los centros urbanos del distrito tachos nuevos y la adquisición de camiones nuevos que generen el levantamiento de estos residuos. Hoy tenemos un solo camión porque no nos dejaron ninguno funcionando, y al que estamos permanentemente reparándolo.

-Estos miles de kilos de residuos que recolectaron de más sobre el 2019, ¿cumplieron tu meta o creías que iban a recolectar más?

-No cumplieron mi meta para nada. Pensaba que iba a recolectar más. Las expectativas eran más altas. El tema es lo que tenemos, y que ya te conté. Una complicación enorme para poder desarrollar el proyecto que queríamos lleva a cabo desde el 10 de diciembre. Soy un inconformista y una persona que se autocuestiona permanentemente a la hora de gestionar. Puedo demostrar con hechos que la Gestión de Mayra Mendoza fue la que más basura a recolectado en los últimos años –con todo un equipo de trabajo, porque sin los trabajadores uno no va a ningún lado. Uno los tiene que cuidar-. Fue un año durísimo por donde lo miremos. Muy muy duro.

-¿Para el 2021 vas por el doble de la recolección?

-Estamos a 70 mil kilos diarios aproximadamente y 80 mil es lo que debería ser para que la ciudad esté optima en un 90 por ciento. Quilmes tiene una problemática donde parte de nuestros vecinos que sacan la basura a la hora que quiere.