A horas que El Suburbano denunciara la ilegal antena de telefonía celular en la azotea del Sanatorio Trinidad de Quilmes, la Municipalidad de Quilmes clausuró preventivamente su funcionamiento por no contar con habilitación.

A través de la Agencia de Fiscalización y Control Comunal se clausuró una antena de telefonía ubicada en el techo del Sanatorio Trinidad de Quilmes, la cual no cuenta con la habilitación correspondiente para su funcionamiento.

Con esto, la Clínica Trinidad violó de manera intencional las normas vigentes, poniendo en riesgo a la comunidad y sus pacientes.

Recordar que el Concejo Deliberante sancionó una normativa que prohíbe la instalación de antenas de telefonía celular en azoteas o patios de clínicas u hospitales, entre otras.

Ahora apareció otra en un taller

Hay más nuevas “antenas tóxicas”, tal como la han denominado los vecinos molestos por la proliferación de estas, que no cuentan con ningún permiso o habilitación, como la recientemente levantada en tiempo récord en República del Líbano entre Andrés Baranda y Marcelo T, de Alvear, de Quilmes Oeste, donde funcionaba un taller.

Este medio quiso obtener, al menos, la palabra de alguno de los operarios, pero no quisieron hablar, sólo negaron -llamativamente- estar construyendo una antena de telefonía en la terraza.

Antecedente QAC

Tal como sucedió con la antena trucha en el predio del QAC, que fue clausurada apenas se dio a conocer, aunque el juez de faltas Carlos Fariña todavía no haya dado la orden para que dejen de suministrarle electricidad, en este caso tendría que suceder lo mismo.