La paralización de una obra en Florencio Varela generó una tragedia. Los Bomberos no pudieron acudir al incendiò de una casa en el Barrio Santa Rosa porque las obras de pavimentación impulsadas por el intendente Andrés Watson estaban paralizadas y la calle inaccesible.

Seis semanas paralizadas estuvo la obra de la calle Bucarest entre Novak y Alemania, generando un amontonamiento de tierra, el que se transformó en un basural. Hecho que no permitió el rápido acceso de los Bomberos que se acercaron para combatir el fuego que se devoró una casa. Situación por la que el concejal Pablo Alaniz lanzó una campaña para detectar obras paralizadas en Florencio Varela y generar el reclamo para que continúen ejecutándose.

“Hace décadas que Varela es sinónimo de abandono y de desidia. Los varelenses nos acostumbramos a vivir en calles donde, ante una emergencia, no puede pasar un patrullero o una ambulancia porque se quedan estancados en el barro”, explicó el edil de Juntos.

Sobre el trágico hecho, Alaniz afirmó que “lo que pasó en la calle Bucarest forma parte de esa historia, por eso cuando vimos la nota en Varela en Día fuimos a ver qué estaba pasando, a hablar con los vecinos y ver de qué manera podemos ayudarlos a impulsar sus reclamos. Después de la nota la obra se reactivó, pero siempre tienen que pasar una tragedia para que el municipio nos escuche y tenemos que cambiar eso”.

Y al momento de buscar responsables, Alaniz finalizó que “los varelenses nos merecemos vivir mejor y que (Andrés) Watson y (Julio) Pereyra terminen las obras que nos prometieron”.