El concejal de Florencio Varela, Pablo Alaniz, una de las pocas voces que en ese distrito se levanta contra la inefable dupla Julio Pereyra-Andrés Watson, se reunió  con un grupo de madres del barrio San Jorge para dialogar sobre la vuelta a la virtualidad en las escuelas y la preocupación que sienten al respecto. Del encuentro participó también la concejal Romina Alderete.
“Sentimos que están jugando con la educación de nuestros hijos. Nosotros desde nuestras casas no podemos enseñarles de la misma manera que en la escuela y las herramientas tampoco son suficientes”, manifestó Claudia, una de las madres presentes.
Por su parte, Alaniz expresó: “es muy triste escuchar que el futuro de nuestros chicos esté comprometido, no pueden seguir especulando y jugando con eso. Los datos avalan que los contagios no aumentaron por la presencialidad en las escuelas".
"La educación es un derecho primordial que debería estar garantizado bajo cualquier circunstancia. Nada reemplaza el intercambio con los docentes, con los compañeros, las escuelas son lo último que deberían cerrar”, agregó el referente.
En ese sentido, Romina Alderete agregó que "los gobiernos nacional y provincial proponen retomar la virtualidad cuando aún no han avanzado en solucionar la falta de conectividad de las familias, impidiendo que la educación que se plantea llegue a todos de igual manera. Aunque los docentes ponen en marcha diversas estrategias y mucha creatividad, nada puede reemplazar la enseñanza presencial".