En las últimas hora renació un fuerte alerta por el desmonte de humedales en la costa de Bernal. El grupo de ambientalistas estaba recorriendo este domingo 15 de agosto la zona cuando se encontraron “con el desmonte del bosque nativo de árboles añosos arrancados de raíz sobre los márgenes del canal Monteagudo; y además vegetación nativa que se desarrolla dentro del límite de protección de cuenca y por tal motivo categorizada como área de categoría roja (máxima protección) protegida por Ley Nacional de Bosques Nativos 26331”.
Señalaron que “no existe un día de visita a nuestra reserva que no nos encontremos con algún daño brutal: Árboles sepultados, desmontes innecesarios, trabajos de ‘limpieza’ y obras que se jactan de traer ‘progreso’. Realmente nos produce mucha tristeza, bronca e impotencia. No podemos entender cuál es el sentido de semejante acción”.
“Pero más allá de la ley, no hace falta explicar la importancia que tiene la vegetación en todo el humedal costero, organismo constituido por bosques, bañados, arroyos y canales, donde fijan el suelo y los nutrientes equilibrando la temperatura y el sistema hídrico naturalmente, donde anidan diferentes especies que dependen completamente de estos ambientes y entre ellas, también nosotrxs: la especie humana”, añadieron desde la Asamblea No a la Entrega de la Costa, resurgida y potenciada cuando el Grupo Techint planeaba (y planea aún hoy) construir una mega-ciudad sobre la ribera de Bernal y Wilde.
Para finalizar, los ambientalistas exigen “la detención inmediata de la destrucción del humedal y políticas concretas de recomposición ambiental”.