El último candidato a intendente y referente del PRO en Berazategui se refirió, en declaraciones por FM Del Este, a la aprobación y cesión de tierras para la instalación de una cárcel en Berazategui.

“Nos preocupa mucho que el Intendente haya decidido imponer su mayoría para aprobar la instalación de un penal tan cerca de dónde viven miles de vecinos, que va a cambiar la fisonomía de Plátanos y que la hará más insegura producto de esta medida. Tenemos el caso de Quilmes, donde los vecinos plantearon enérgicamente su rechazo a la medida. ¿Cómo el intendente Mussi no va a comunicarle a los vecinos sobre la medida?”, expresó Julián.

“Se les ocurrió querer instalar una alcaldía, que en la práctica es una cárcel, en un lugar inviable. La necesidad de que en la Provincia haya mejores condiciones penitenciarias es obvia, construir alcaldías no está mal, pero hacerlo a metros de chicos que van a la escuela es una locura. No podemos permitirlo”, siguió.

Además recalcó que “el barrio tiene necesidades enormes. En gran parte no tiene ni cloacas ni asfalto. Esto era un terreno que podía ser destinado a viviendas. Y significa faltarle el respeto a los vecinos, de la noche a la mañana sin contemplar el costo que va a tener para la comunidad”.

“Tuvimos una reunión de emergencia junto a las concejales de nuestro bloque, quienes nos advirtieron de esta situación, y con representantes de diferentes espacios de Juntos por el Cambio con los que venimos trabajando, para interiorizarnos sobre esta medida y compartir las primeras impresiones que tuvimos de los vecinos de la zona”, completó.
Por el comunicado que circuló en redes, se desprende que de la reunión participaron las concejales Vanina Passallacqua y Nancy Vivas, y los dirigentes Jorge Nadaff por la UCR, Valeria Bertoia por el MID, Dante Morini por el Pichetismo de ARF, y los dirigentes cristianos Marcelo Ibarrola de GB y Pablo Kupec de UNO.
El predio dispuesto para la construcción del penal está ubicado muy cerca de la estación de Plátanos, lindante con barrios populares, El Polo Maderero, y el Peaje de Hudson,  emplazándose entre la Avenida 32 hasta el Arroyo Las Conchitas y la autopista Buenos Aires- La Plata.